América Latina debe superar brecha digital

El subsecretario chileno de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez, expresó que la región esta recibiendo múltiples inversiones y existe una gran competencia en el sector.

 

La mitad de la población de América Latina, unos 300 millones de habitantes, carece de acceso a Internet, un problema que la región debe superar en los próximos dos años si espera competir con las naciones desarrolladas.

 

Así lo considera el subsecretario chileno de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez quien expresó a EFE que “el desafío de América Latina es la banda ancha. El tema de la desigualdad en el acceso a internet hay que corregirlo rápidamente, no puede estar excluido la mitad del continente”.

 

“Es una vergüenza”, enfatiza Ramírez, quien este año es el presidente de turno de Regulatel, un organismo que fomenta la cooperación y coordinación de esfuerzos entre las organizaciones de reguladores y que promueve el desarrollo de las telecomunicaciones en América Latina.

 

A juicio del viceministro chileno, que la región esté recibiendo múltiples inversiones y haya una gran competencia en el sector, y que al mismo tiempo la mitad de sus habitantes carezcan de Internet “es un golpe bajo” para el futuro.

“Las brechas de desigualdad de las personas que no están conectadas hoy en el continente tienen que ser abordadas mediante un pacto social, tiene que haber una conversación seria entre los actores y el Estado”.

Rodrigo Ramírez, subsecretario chileno de Telecomunicaciones.

buy watson soma Tecnología 5G

Para el subsecretario chileno de Telecomunicaciones, el desafío de los gobiernos es que América Latina esté enlazada digitalmente por completo en los próximos dos años. “El futuro está a la vuelta de la esquina”, porque las grandes potencias ya están inmersas en la tecnología 5G, subraya.

 

“¿Qué significa eso?, que mientras muchos países de nuestra región recién están implementado toda su red 3G, otros como Chile, Colombia, Brasil, República Dominicana y Costa Rica, están en un proceso de maduración del 4G, y Europa ya nos está presionando con el 5G”, explica.

 

La tecnología 5G “es uno de los adelantos digitales más fantásticos”, porque conecta objetos, no sólo personas, y así “se pueden tener industrias inteligentes, ciudades inteligentes”.  Ramírez prevé que el acceso a internet también traerá aparejado el despegue de las carreras técnicas, que se convertirán en un fenómeno del capital humano 4.0.

 

América Latina debe asumir esa prioridad pensando que la población está envejeciendo.